Derechos Humanos de las Mujeres Trans 2: En cuerpo ajeno

Pamela

Junio 08-2014

Por: Paola Ramírez


"Mi amiga Melissa la que me enseñó ese mundo, siempre me preguntaba por qué los hombres me bajaban de los carros y yo le contestaba que me decían todo el tiempo que si lo tenía grande, que si chiquito, que cómo lo tenía y esa es la negación que tenemos las mujeres como nosotras, yo no lo quería mostrar. Yo lo que quería tener era una vagina. Nosotras para las demás, las transgénero, éramos frustradas, éramos unas traumadas".

Mide 1.79, es delgada, usa el cabello rubio platinado. Evidentemente llama la atención. Ya casi tiene 50 años y dice que ha visto un largo camino recorrido por su comunidad. Ella es Pamela, una mujer transexual que nació en este país en donde los derechos humanos son pisoteados todos los días. Ha luchado toda su vida con el estigma de sentirse distinta y en una sociedad que no comprende a quien piensa o diga diferente.

Al hablar lo hace con propiedad, la universidad de la calle, como ella misma lo dice, le da ese derecho. Se ha capacitado para hablar de su condición y defenderla, se siente orgullosa de ser quién es, a pesar de haber pasado las dificultades a las que puede ser sometida una mujer en su situación. Desde muy niña ella ya sabía que era una mujer atrapada en un cuerpo que no era el suyo. Perdió a su madre cuando apenas tenía 10 años. Su familia nunca la aceptó, a los doce se fue de su casa y creció con una amiga y sus hijas, allá si podía ser Pamela Montaño.

Sus manos son grandes pero sus gestos delicados, sus facciones un poco bruscas pero su manera de hablar es cálida. Tal vez su rostro refleje el paso de los años o tal vez es el cansancio de haber enfrentado el rechazo. Su enorme falda larga pasea al ritmo de sus pasos por en medio de la sala de su apartamento. – Quiere tomarse un café – No, contesté enérgica, - Y un vaso de agua- No, muchas gracias. Yo solo quería escucharla. "Las que lo sacan a pararlo en la calle son las famosas madres, yo nunca he estado de acuerdo en que se llamen así. La palabra madre para mí es amor, es bienestar, es seguridad y es algo en lo que tenemos que avanzar, muchas de las que se hacen llamar madre, conocen a una niña y la sacan a prostituirse, entonces siempre vamos a seguir en la misma historia, putas y peluqueras".

Esta mujer fue la primera transexual en Colombia en obtener el derecho de cambiar un nombre masculino por uno femenino en su cédula. Cuenta que en el año 1993, cuando Colombia estaba apenas estrenando la constitución establecida en 1991 y además había empezado a operar la 'Acción de Tutela', presentó el caso ente el juzgado primero de Cali. Antes lo había intentado en la notaría donde fue registrada, pero el notario la devolvió diciendo: "usted es un hombre, es absurdo que tenga nombre de mujer". Para esta época la discriminación era aún mayor, casi ningún abogado quería hacerse cargo de su caso, fue una mujer la que finalmente accedió a ayudarla y pudo ganar la tutela ante un juzgado de familia.

Su hogar es modesto, la decoración es muy femenina, hay unos cuantos adornos alrededor de la mesa de comedor, todos los muebles son en madera, lo mismo que estantes. En una de las paredes de la sala está ubicado un pequeño espejo. No alcanzo ni siquiera a ver mi reflejo, está puesto estratégicamente para la altura de la dueña de casa. "El trabajo en la calle es muy duro, la Policía se vuelve nuestro propio verdugo, para nosotras no hay posibilidades, - es que delinquen – dicen, pero será que por qué una mujer transexual delinque, merece que la maten, entonces si hay pena de muerte en Colombia para nosotras. Hay una pena de muerte que no está escrita, pero se ejecuta".

Pámela como la mayoría de las transexuales fue modificando su cuerpo con métodos hormonales, estuvo en tratamiento 10 años con el Hospital Universitario del Valle, su idea era hacerse el cambio de sexo que ahora se llama reasignación de sexo. La valoraron diferentes especialistas, psicólogos, siquiatras, endocrinólogos, sexólogos y cirujanos plásticos, sin embargo, para esa época ese tipo de cirugía no estaba igual de avanzada, según ella, una vagina en ese momento solo le hubiera servido para orinar y sin embargo, estaba dispuesta a hacerse la cirugía, pero faltando un día para operarla, le cancelaron la intervención.

– Mire Doctor usted no entiende que a mí no me importa si eso solo me sirve para orinar, yo lo que necesito es que me quiten esto que tengo en medio de las piernas, es que yo soy una mujer, yo no quiero tener esto.- Aunque sus suplicas, reclamos o gritos desesperados fueron muchos, no la operaron.

Mi compañero le pide hacer unas tomas de apoyo antes de hacer el video, pero ella exige antes de cualquier grabación, maquilarse y cambiarse el vestuario, regresa con un vestido amarillo, largo e interminable y justo allí mismo en donde está ubicado el pequeño espejo de la sala, ella pinta sus labios. "yo por eso decidí hacer algo por mis hermanas, junto con otras 4 mujeres Trans, fundamos la organización Transmujer, ahora soy una activisita, trabajo en pro de nuestros derechos, claro que hemos avanzado. Muchas de nosotras ya no se dedican al trabajo sexual, muchas de nosotras estudian y se preparan, es que nosotras no tenemos impedido el cerebro.

Creo que el trabajo que he realizado ha aportado para que las cosas hayan cambiado un poco y sigan cambiando, hemos ido logrando un espacio en la sociedad. Yo nunca pude hacerme la reasignación de sexo pero ya me convencí de que un pene no me hace más o menos, yo me siento mujer, pienso como mujer. Yo soy Pamela Montaño, una mujer".

 

Otras notas de esta serie:

Mujer Trans 6 DDHH de las Mujeres Trans, 1a parte

 



Valerie 4

 

Derechos Humanos de las Mujeres Trans 3: "No nacimos en el cuerpo equivocado"

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios   

+1 #2 Jesus Abrahan Romero 20-08-2014 11:57
Felicitaciones por la nominacion de nota con Pámela a los premios de periodismo, Bonilla Aragaon. Excelente trabajo.
Citar
0 #1 Pedro Julio Pardo C 10-06-2014 10:40
Felicitaciones a Pámela y a TransMujer por este documental.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Sitio web realizado por loguitocol © 2014. Todos los derechos reservados