bannerddhhcultura

Ocaso rojo sobre el campo 1a parte

Reseña de la novela: Siervo sin tierra 

Portada Siervo Sin Tierra

Abril 6 - 2018 

Por: Laura Carolina Cruz Soto

"Escribir no es una profesión, escribir es una enfermedad"
Eduardo Caballero Calderón

Los caminos de herradura, las paradas de la flota en Santa Rosa y Susacón, las montañas boyacenses, son los lugares donde Eduardo Caballero Calderón, sitúa a sus personajes para narrar Siervo Sin tierra. Una novela que se desarrolla en 1945, cuando el personaje principal Siervo Joya acaba de salir del ejército con la única propiedad que pueden tener los pobres: sus sueños. Un único sueño, el tener un "pedazo de tierra". La historia termina 20 años después de que Siervo Joya sale del ejército. 

Aunque la novela fue publicada en 1954, parece que en Colombia todo es cíclico, como si el tiempo volviera a producir todo el dolor de la misma manera y por la misma causa. Siervo Joya ha reencarnado en los 6,9 millones de colombianos desplazados en el país, cifra que sólo superan países como Siria e Irak, según la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR.

Caballero Calderón escribía a mano como si labrara la tierra. Se graduó de derecho en la Universidad Externado de Colombia. Era columnista del Tiempo y del Espectador bajo el seudónimo de Swann. Vivió muchos años en Boyacá, donde fue alcalde. Quizás sea esta la razón por la cual los modismos y el lenguaje del departamento resalten en toda su obra, guardan fidelidad a la vida y la época.

Siervo sin tierra abarca un análisis sociológico por las características y comportamientos de sus personajes; económico, debido a que su línea argumental es la tierra; político, pues muestra la guerra entre partidos, el manejo del poder y sus injusticias e histórico, porque es el reflejo de Colombia, no solo de la época de los años 50, sino vergonzosamente de la época que siempre ha vivido el país y que sigue viviendo.

Los personajes

El personaje principal es Siervo Joya que heredó de su madre, una cocinera de la casa grande, la pobreza; y de los patrones, el color del partido político que llevaría toda su vida, el Partido Liberal. Había nacido en un pedazo de tierra empinada de la hacienda la Vega. "Siervo pensaba que tal vez él había sido niño alguna vez, pero no podía acordarse". Trabajaba la tierra con una pica oxidada. Trabajaba más que un buey. Tomaba guarapo los domingos gastando parte de su jornal. Con los centavos que le quedaban tenía que pagar el derecho al agua y el alquiler del terreno. En sus uñas cargaba la tierra como algo inherente a él.

Se ponía un cinturón grande, con el que le pegaba a su esposa Tránsito. "Siervo se desató la gruesa correa (de sus tiempos de soldado) con las que se sujetaba sus calzones, se escupió las manos para agarrarla mejor y se le fue encima a Tránsito. No descansó hasta verla tendida en tierra, con la ropa desgarrada y el rostro vertiendo sangre. Ella se levantó entre sollozos a hacerle de comer" En este fragmento, Eduardo Caballero muestra el régimen patriarcal que se vivía en esa época y que se sigue viviendo, además de la resignación de la mujer ante los golpes de su marido. Actualmente, según cifras de Medicina Legal y la Fiscalía, cada 12 minutos una mujer es agredida por su pareja o expareja en el país.

Tránsito, esposa de Joya, es de raza india. Desconfiada, arisca y bizca. Es sumisa al siervo Joya, a quien siempre interpela preguntándole "en qué cavila", como si no supiera que lo único que Joya, tiene en la cabeza, es su rancho y el pedazo de tierra. Los hijos de la pareja de campesinos son raíces que no alcanzan a dar cosecha, como si los pobres todo lo tuvieran estéril.

Calderón como Saramago, convertirá a un perro en un personaje más de la novela, dotándolo de personalidad y haciendo que en su descripción esté implícita la pobreza. Otro personaje que aunque es secundario le da fuerza a la historia es Floro Dueñas, el propietario de la hacienda, que está con la causa Liberal, al final de la historia, Joya comprenderá que los ricos son ricos sin importar el color del partido.

*Espere la segunda parte el próximo lunes

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios   

0 #1 Gloria Ogonaga 01-05-2018 12:35
Eso fue antier, ayer. hoy y mañana... Gracias por compartir , y volver a recordar esa vieja historia tiempoossss ya leidos. pero se vuelve a releer como si fuera un mañana. Gracias.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Sitio web realizado por loguitocol © 2014. Todos los derechos reservados